El consumo de sustancias psicodélicas derivadas del sapo se convierte en “fiebre” en la región de México: “cura milagrosa”

El consumo de un alucinógeno derivado del veneno de las glándulas de la rana se está convirtiendo en “fiebre” en el Balneario de Tulum, México. Los fumadores formaron un “ritual”, creyendo firmemente en los poderes terapéuticos de la sustancia.

La práctica se tituló “sapo veloz”, ya que tiene la sustancia 5-MeO-DMT, que se encuentra en la secreción de las glándulas de la especie ranas. Bufo alvarius. Este estimulante es ilegal en algunos países y actúa rápidamente y es considerado por muchos como la “sustancia psicoactiva más potente del mundo”.

O alucinógeno Bufo Alvarius, o simplemente “esnifar” como se le conoce mejor, es considerado “una cura milagrosa para los males del mundo moderno y los problemas de salud mental” por algunos de sus proveedores.

El Santuario de Bufo Alvarius, hotel de “servicio de salud alternativo y holístico” que se ha proclamado santuario de curación, realiza ceremonias con el bufo, que se puede fumar o inhalar durante la semana.

El dueño del hotel es Fernando Carrillo, actor venezolano. Según el chico: “Si no eres perfecto, el DMT te puede arreglar”.

Los psicodélicos pueden reducir la depresión, aliviar la ansiedad y brindar experiencias místicas. Hay personas que afirman que el principal beneficio sería la “limpieza cerebral”. Otros, por otro lado, informan de graves dificultades de salud mental después de fumar la llamada “molécula de Dios”.

Los críticos del uso de espías incluyen al terapeuta David Gallegos de California. Dijo que trató a tres pacientes que asistieron a ceremonias en el hotel mexicano y desarrollaron psicosis, insomnio y paranoia.

Reinaldo Tobar

"Escritor amigable con los hipster. Entusiasta de la televisión. Organizador. Emprendedor general. Pionero de Internet".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.