Plan de gobierno de Lula defiende reforma política y estatal

El borrador del plan de gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (PT), divulgado sin consentimiento el día 6, defiende, entre otras cosas, la implementación de reformas políticas y estatales, pero sin mayores detalles. El texto elaborado por la Fundación Perseu Abramo, vinculada al PT, tiene como directriz la defensa de la reforma política como medio para “fortalecer la democracia”.

“Necesitamos una reforma política que fortalezca las instituciones de la democracia representativa y, al mismo tiempo, amplíe las herramientas de la democracia participativa. Queremos fortalecer la democracia brasileña, lo que exige la apertura de un amplio debate nacional”, afirma uno de los extractos de la documento.

Este avance del plan de gobierno ha sido discutido con los otros partidos de la coalición que apoyarán a Lula, como PSB, Solidariedade, Psol, Rede y PCdoB, y se espera que experimente algunos cambios. La expectativa es que la próxima semana se publique un programa más consolidado, con el consentimiento de los presidentes de los partidos, Lula, y el exgobernador Geraldo Alckmin, precandidato a vicepresidente por la boleta del PT.

Entre las ideas planteadas se encuentran la adopción del voto por distrito mixto, la igualdad entre hombres y mujeres en la legislatura, la oposición al modelo semipresidencialista y la ampliación de la participación estatal en la economía para que actúe como inductor del crecimiento del país.

Por paridad, campaña de Lula defenderá voto en lista cerrada

La campaña del expresidente pretende acoger una propuesta para la ocupación igualitaria de los cargos parlamentarios entre hombres y mujeres en Brasil. Recientemente, durante un evento dirigido a mujeres, Lula defendió el modelo adoptado por México.

“En México todo el mundo se ha reunido en torno a una reforma a la Constitución, y en la reforma los candidatos son por lista: siempre es un hombre y una mujer, siempre hay paridad. Entonces sigo pensando, porque México puede y nosotras no podemos. ¿pueden? “.

Para lograr la igualdad entre hombres y mujeres, la coalición del PT pretende defender el voto de distrito mixto por lista cerrada para cubrir los escaños de la Legislatura. El modelo ya ha sido defendido por el PT en reformas políticas anteriores, pero nunca ha sido planteado en el Congreso.

Según el modelo, la mitad de los escaños de la Legislatura son ocupados por una lista cerrada, donde el elector vota sobre una lista de nombres previamente elegidos por los partidos. Y el otro partido sería elegido por voto directo sobre candidatos distribuidos en distritos a definir en los Estados.

“Que paso ahi [México] es simple, porque eligieron un presidente, construyeron un movimiento y reformaron la constitución. Como esto [mulheres] se indican por lista y siempre con paridad”, observa Lula.

Dirigentes del PT creen que la legislación vigente en la materia, con el sistema de cuotas para mujeres, no garantiza representación y que las candidaturas aún dependen de recursos económicos.

“Vamos a intentar proponer una reforma política que ya garantice esa paridad en la lista, porque sino nos pasaremos el resto de la vida quejándonos de que es difícil elegir a una mujer, a un hombre negro. Todo es difícil porque depende de la capacidad financiera de la persona y del partido, agregó recientemente Lula.

Lula rechaza debate sobre semipresidencialismo

Miembros centrales de la campaña del PT dicen que la implementación del semipresidencialismo en Brasil no será defendida por el expresidente Lula. Esta propuesta fue defendida por el presidente de la Cámara, Arthur Lira (PP-AL), con la justificación de darle mayor “estabilidad” al Ejecutivo ante los diversos pedidos de juicio político presentados en la Cámara.

El modelo crearía la figura de un primer ministro elegido por el Congreso para ejercer las funciones de gobierno, mientras que el presidente de la República elegido por la población ocuparía el cargo de jefe de Estado. Se ha creado un grupo de trabajo en la Cámara para tratar el tema y, según Lira, el Congreso podría votar una propuesta en la próxima legislatura.

“Vamos a tener que tener esta discusión sobre el cambio de sistema en Brasil. Es un tema polémico, porque ahora todos los candidatos están viendo una pérdida de poder”, defendió Lira el mes pasado, luego de una reunión con el presidente de la Asamblea de la República de Portugal. , Augusto Santos Silva. El Presidente de la Cámara argumenta que Brasil adopta un modelo similar al sistema portugués.

La medida, sin embargo, es rechazada por el PT y tendría oposición en un posible gobierno de Lula. Recientemente, el expresidente del PT criticó a Lira por proponer una discusión sobre el semipresidencialismo.

“Tenemos que ser conscientes de una cosa. Si ganamos las elecciones y el actual presidente de la Cámara sigue con el poder imperial, porque ya quiere crear el semipresidencialismo, ya quiere quitarle el poder al presidente para que ese poder permanece en Câmara y se comporta como el ‘emperador de Japón’, dijo el PT. Lira ya ha indicado que quiere presentarse a la reelección a la presidencia de la Cámara en 2023.

La reforma del Estado formalizará la oposición a la venta de empresas estatales

En otro frente, el PT pretende emprender una reforma del Estado para contrarrestar la venta de empresas estatales. Lula ha rechazado la posibilidad de privatizar empresas como Petrobras y Correios.

En el adelanto del plan de gobierno, el partido del expresidente se limita a señalar que la reforma del Estado traerá “mayor transparencia a los procesos de toma de decisiones, en el tratamiento de los asuntos públicos en general, encaminando la esfera pública y la acción de gobierno para brindar servicios públicos”. instituciones que realizan los derechos constitucionales”.

A pesar de eso, Lula ha suavizado la discusión sobre la posibilidad de ampliar los poderes del Estado. La medida, según miembros del PT, es una forma de ampliar el apoyo al expresidente más allá del campo de izquierda.

Durante su visita a la Región Sur, por ejemplo, Lula dijo que no quiere que el Estado se entrometa en la vida de las personas o de las empresas, sino que necesita ayudar “cuando hay un problema”. “Nosotros no aceptamos la idea de que el Estado debe ser débil, que el Estado no puede hacer nada. Queremos un Estado fuerte para que el Estado sea el inductor de una buena educación, una buena industrialización, un crecimiento”, dijo el PT.

Durante la entrevista con los representantes de las cooperativas de Rio Grande do Sul, Lula dijo que no quiere que el Estado intervenga en la economía o en las relaciones laborales. “El papel del Estado es no interferir, seguir adivinando. El Estado es como un gran papá: mi hijo está trabajando, está bien. Solo si hay un problema, ayudamos”, agregó.

Nacho Manjarrez

"Analista. Gamer. Explorador amistoso. Amante de la televisión incurable. Aficionado a Twitter. Erudito de las redes sociales. Geek aficionado a la web. Orgulloso gurú de los zombis".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.