Francia aplastó 4-1 a México en su primer partido en los Juegos Olímpicos

Realmente no sabíamos qué esperar de esta selección francesa construida en el desastre, que llegó a Japón después de tres cortas semanas de trabajo, nada más, solo un amistoso y siete horas de jet lag, e incluso 14 para los dos mexicanos Gignac. y Florian Thauvin.

El campo brindó respuestas inequívocas y, lógicamente, los Blues sufrieron enormemente contra un equipo mexicano infinitamente más establecido y cuya mayoría de jugadores jugaron juntos en todos los equipos juveniles.

En lo más destacado de México, Francia a veces se sintió como un equipo en plena preparación de pretemporada después de una ventana de transferencia hiperactiva.

Y a pesar de los esfuerzos de Gignac y las responsabilidades asumidas por Téji Savanier, todo fue demasiado complicado para los Blues, recuperación, transiciones defensivas y combinaciones ofensivas, especialmente del lado de Thauvin, en un mal día.

Después de aguantar hasta el descanso, Francia finalmente rompió por completo al comienzo del segundo período. Diego Lainez, la estrella de gran talento de México, primero sorprendió a Anthony Caci con sus fintas y ganchos antes de poner el balón en la cabeza de Alexis Vega (1-0, 47 °).

Meter en problemas

Menos de diez minutos después, una desalineación de Modibo Sagnan, que sufrió durante todo el partido, permitió a Sebastián Córdova sancionar una vez más a los Blues (2-0, 55 ‘).

No nos importaban mucho los franceses, que no se podían encontrar y ni siquiera sabían muy bien dónde buscar. Pero no se rindieron y fueron recompensados ​​con un penalti obtenido por Randall Kolo Muani, autor como el joven Alexis Beka Beka de una buena entrada.

Gignac, que el martes explicó que siempre marcaba contra Guillermo Ochoa, mantuvo la tradición y lideró 2-1 a los Blues al vencer al ex portero del Ajaccio (69º).

Pero la superioridad mexicana fue evidente y se confirmó con un tercer gol firmado por Uriel Antuna (3-1, 80º), que también martirizó a Caci antes de vencer a Paul Bernardoni. Luego, en la recuperación, Eduardo Aguirre aumentó aún más el marcador (4-1, 90 + 1)

Con su cultura olímpica, que le valió el oro en los Juegos Olímpicos de 2012, México fue posiblemente el oponente más formidable para los Blues. Pero el equipo de Sylvain Ripoll todavía parecía lejos de marcar y sus próximos rivales, Sudáfrica el domingo en Saitama y especialmente Japón, el miércoles en Yokohama, son obstáculos muy serios en el camino hacia los cuartos de final.

Reinaldo Tobar

"Escritor amigable con los hipster. Entusiasta de la televisión. Organizador. Emprendedor general. Pionero de Internet".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.