Final hace 30 años marcó el único encuentro entre Telê y Bielsa

Telê enfrentó a Bielsa por única vez en la final de la Libertadores de 1992 (Foto: Peter Robinson / EMPICS vía Getty Images)

Antes de los penaltis, los jugadores de San Pablo esperaban una instrucción del entrenador. Algunos estaban nerviosos. Tele Santana, no.

“Morumbi tenía 100.000 personas (105.185) y nadie estaba más tranquilo que él. Ya habíamos hecho todo lo que él pedía y ganamos el partido. Ahí, en los penales, no había nada que pudiera hacer Telê”, recuerda el entonces volante Pintado.

Por otro lado, el entrenador de Newell’s Old Boys no estuvo presente. Marcelo Bielsa fue expulsado cuando faltaban 15 minutos para el final y fue expulsado del borde del campo antes de los minutos finales de la decisión de la Copa Libertadores de 1992.

Lea también:

“Marcello siempre ha sido intenso. Pero en ese final fue más que nunca. Era como si quisiera desesperadamente darle ese regalo a la fan de Newell. Se descontroló con el árbitro y terminó expulsado”, define el ex arquero Norberto Scoponi.

Esa decisión hace 30 años fue el único encuentro entre dos de los más grandes entrenadores de la historia del deporte sudamericano. Ambos se convirtieron en personajes de culto y lucieron la imagen del buen fútbol. Telê Santana falleció en 2006. Marcelo Bielsa se encuentra sin club tras ser despedido por el Leeds United de Inglaterra.

El brasileño nunca ha comentado, en público, al término de la final, a su rival aquella noche de junio, en el abarrotado Morumbí. Para el canal DAZN, en 2020, Bielsa recordó al rival.

“Telê Santana era una mente superior, una gran entrenadora. Que San Paolo era un equipo único y extraordinario y que perdimos en los penaltis”, dijo.

Después de perder 1-0 ante Rosário, San Paolo le devolvió el marcador a Morumbi gracias al dedo de Telê. Con la dificultad en el campo, metió a Macedo en el segundo tiempo. El delantero filial sufrió el penalti convertido por Raí. En la decisión a la tanda de penaltis, la Tricolor conquistó por primera vez al América.

“Telê y Bielsa tenían estilos diferentes, pero visiones similares en el sentido de que siempre se debe jugar bien al fútbol, ​​tomando la iniciativa. Y ese título fue la confirmación de una etapa dorada para San Paolo”, dice Antonio Carlos Zago, zaguero de ese equipo.

El club Morumbi había sido campeón de Brasil en 1991 y luego ganaría dos Libertadores, dos Mundiales (tanto en 1992 como en 1993) y la Paulista en 1992.

El penal equivocado de Fernando Gamboa que le dio a San Paolo la primera Libertadores marcó, por el contrario, el final de un gran momento en la historia de Newell’s con Bielsa, campeón de Argentina en 1991 y Clausura en 1992. Un hombre joven en ese momento. los hombros por parte de los fans y al grito de “¡Newell’s carajo!” tras la primera conquista es una imagen icónica del fútbol del país.

“Ya había algo de desgaste en el trabajo de Bielsa. No con los jugadores ni con la afición, sino con el marcador. Esa derrota cambió mucho y terminó de acelerar un proceso que llevó a Marcelo a irse a México al año siguiente”, definió el defensa Juan Manuel Llop.

En 1993, el entrenador se fue al Atlas.

“Tele siempre ha sido demasiado exigente, pero la conquista le hizo darse cuenta de que ese equipo de Sao Paulo podía conquistarlo todo y enfrentarse a cualquier equipo del mundo”, dice el defensa Ronaldão.

La decisión de 1992 y el único enfrentamiento entre los dos fue un momento que ayudó a cambiar la perspectiva del público en general sobre ambos.

Durante muchos años, Telê ha tenido la reputación de ser fría. Esto, en gran parte, se debió a la derrota de la selección brasileña en el Mundial de 1982. Cierto o no, se hizo famoso por ser derrotado en partidos decisivos. Una fama que desapareció solo con el equipo multicampeón de San Paolo.

“Esto de los pies fríos le molestaba mucho. Solo había que hablar y él salía y enumeraba los títulos que había ganado en su carrera”, dice Pintado.

Bielsa se fue en sentido contrario. Tras dejar Newell’s, solo fue campeón en el Clausura de 1998 con Vélez y ganó la segunda división inglesa con Leeds en 2020.

Telê no asistió a la fiesta por el título de la Libertadores en 1992. Estaba feliz, pero no eufórico, como hubiera sido su derecho.

“No era propio de él emocionarse demasiado”, dice Zago.

Bielsa estaba furiosa. Tuvo un ataque de rabia en el vestuario mientras visitaba a Morumbi y lloró mucho.

“Sabía lo que representaba y la oportunidad perdida. Para Marcelo, ganar la Libertadores con Newell, su equipo favorito, lo sería todo”, añade Llop.

Incluso en sus selecciones, los dos han tenido experiencias frustrantes, aunque diferentes. Telê ha participado en dos Copas del Mundo con Brasil. Fue goleado desde 1982, pero también cayó en cuartos de final en 1986, en México. Bielsa, con una de las generaciones más talentosas de la historia argentina, salió de la fase de grupos del torneo en 2002.

Eulália Escoto

"General ninja de la cerveza. Erudito de Internet. Adicto a la web amigable con los hipster. Lector orgulloso. Se cae mucho".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.