Cerca del título, André Jardine logra una hazaña histórica con una selección de México y va más allá: “Me sorprendió”

Nueve meses después de ser campeón olímpico con la selección brasileña en Tokio, el técnico André Jardine vive un nuevo gran momento en su carrera. Tras 14 partidos de ventaja sobre el Atlético de San Luis, el técnico celebra el inédito ranking de su equipo en la Liguilla, pues los playoffs de la liga mexicana están pautados para los cuartos de final en adelante. Esta ya es la mejor campaña en la historia del club de la ciudad de San Luis Potosí, en el centro del país.

“Estar entre los ocho mejores equipos de México es un logro fantástico”, reconoce Jardine. “Obviamente, primero teníamos que alcanzar el objetivo de salir de la parte baja de la clasificación y evitar pagar la multa, pero desde mi primer día aquí me sorprendió la forma en que el equipo entendió mi forma de trabajar y mostró la ambición de verse bien. cosas y hacer la historia del club”.

Para llegar a la Liguilla, San Luis cerró la primera fase del Torneo Clausura en la décima posición y clasificó al llamado repechaje: en un solo partido visitó al poderoso pentacampeón Monterrey, titular de la plantilla más cara del fútbol mexicano. La noche del sábado pasado. . Con goles del venezolano Jhon Murillo y el uruguayo Facundo Waller, los potosinos empataron 2-2 en el tiempo reglamentario, antes de clasificarse por penales, silenciando el estadio Gigante de Acero.

“Una vez más hemos demostrado que podemos enfrentarnos a los gigantes. Estoy muy orgulloso del equipo”, elogia Jardine, quien ya había ganado a los Rayados fuera de casa en la primera fase del Clausura, además de derrotar a otros grandes como Pumas, América y Cruz Azul. Buen fútbol y hazañas sorprendentes para un club con un presupuesto muy modesto, de hecho, han generado furor entre la afición y la prensa mexicana, que han bautizado a su equipo como “La Jardineta”.

Franquicia del Atlético de Madrid-ESP, San Luis juega en la máxima liga mexicana desde 2019 y su mejor resultado hasta ahora ha sido un puesto 12 en el Torneo Apertura 2020. Ya garantizado entre los ocho primeros esta temporada, André Jardine espera vengarse aún más con sus compañeros, que en cuartos de final se enfrentarán a Pachuca, líder aislado de la primera fase y señalado como uno de los principales favoritos al título.

“No llegamos a la Liguilla por casualidad. Tenemos nuestras armas y confiamos en que podemos llegar más lejos”, subraya el técnico. A partir de esta etapa habrá partidos en casa y fuera, y el factor casa ha sido uno de los puntos fuertes de su equipo, que no solo puso fin a cinco meses de ayuno en esta liga sin ganar como local, sino que inició una racha de cuatro. victorias en el Estadio Alfonso Lastras. “Los jugadores y la afición creemos en la clasificación y todos trabajaremos más duro”, reitera.

Jardine dejó la selección brasileña en febrero de este año para tomar el relevo del Atlético de San Luis, que había perdido sus primeros tres partidos en el Clausura y, aún sin marcar, estaba en la parte baja de la Liga MX. A poco más de tres meses del inicio de las obras, el escenario es una fiesta en la ciudad, con un rating sin precedentes y muchas esperanzas por parte de la afición con el equipo, a sólo seis partidos de un título antes considerado imposible.

Toño Calles

"Amante de los zombis sin remordimientos. Experto independiente en las redes sociales. Organizador malvado. Escritor incurable. Adicto al café".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.